Nueve maneras de convertirme en una persona antipática


antipaticoSobran por todos lados y por todos los medios  recomendaciones de cómo volvernos  más simpáticos a los demás.

Pocos son sin embargo los que mencionan como podemos convertirnos en personas antipáticas.

A continuación mencionamos 9 maneras de caerle mal a nuestros semejantes:

  1. Muestra siempre  una conducta altiva y mira a los demás como si fueran inferiores a ti.
  2. Habla solamente de ti mismo, refiérete a tus logros, tus ventajas, tus triunfos, etc…
  3. Habla de tal forma que se sobreentienda que solo tú puedes hacer tal o cual tarea, que solo tú sabes la mejor forma de hacer las cosas.
  4. No escuches a los demás e interrúmpelos cuando están hablando.
  5. Discute siempre lo que los demás exponen, encuentra siempre en qué están equivocados.
  6. Nunca muestres tolerancia por los errores cometidos por los demás.
  7. Olvida los favores que has recibido y echa en cara los que hiciste.
  8. Haz distinción de personas, dándole preferencia a las económicamente acomodadas, ignorando a las sencillas y humildes.
  9. Di la verdad sin ambages,  sobre los defectos de los demás. Cántaselas claras a los otros.

Cumple con estas sencillas reglas de “convivencia” y veras como en muy poco tiempo adquirirás reputación de repugnante.

¿Conoces otras formas de “caerle mal” a los demás? Compártelas con nosotros.

Anuncios

Injusticia en la Web


web-Actualmente estoy atravesando por una  situación muy difícil como consecuencia de un accidente en motocicleta.

Las circunstancias me han obligado a realizar investigaciones por todos los medios, incluyendo Internet, para procurarme algunos ingresos-.

 Con las palabras que anteceden me expresaba su estado Juan Orlando Hernández un conocido y amigo, explicándome con decepción como en Internet muchas personas publican novedosas formas de generar ingresos, las que después de revisar  con detenimiento, resultan ser una farsa.

 Es comprensible que en estos tiempos de crisis la gente recurra a cualquier medio, aparentemente bueno para hacerse de un dinerito extra.

Eso está bien, lo nocivo es aprovecharse de la ignorancia y sencillez de las personas para beneficiarse.

 Debería recordarse continuamente que en esta vida nadie se va sin pagar la factura por lo bueno o malo que haya hecho.

 Lo duro y difícil es que cuando toca pagar esa factura por lo general las circunstancias que enfrentamos no son favorables, por lo que el castigo resulta mayor.

 Es de admirar, por otro lado, a personas bien intencionadas que después de haber implementado algún método y comprobar que da resultado, lo comparten.

 Estas reciben una cantidad ilimitada de  bendiciones de todos aquellos a quienes han ayudado, aun sin conocerlos.

 Creo en que cada uno reciba una paga por su esfuerzo, también creo que deberá compartirse lo que se sabe, aunque se cobre por ello. Lo que no puedo compartir es la injusticia y desconsideración de quien pretendiendo saber mucho abusa y perjudica sin conmiseración a muchos inocentes.

 Es de inteligentes hacer el bien pero parece que la Web esta llena de presuntuosos que ostentan  serlo. Solamente por que tuvieron la oportunidad de nacer en un país desarrollado no significa que todos sean genios.

 No obstante también en los países subdesarrollados se realizan tales prácticas, sobresaliendo los engaños, las estafas, el burlarse de la ignorancia de los demás y el egoísmo.

 Si después de un arduo trabajo, obtenemos una formula que nos pueda dar dividendos, y queremos venderla, adelante. Pero por favor, que no sea un fraude.

 ¿Alguna vez has sentido que fuiste vilmente engañado? Compártenos tu experiencia, será de utilidad para otros.

¿Porqué caí en el alcoholismo y la drogadicción?


Ingiriendo alcohol, drogas y másNo sé en que momento de mi rebelde adolescencia mi vida comenzó a tomar un giro, que aunque imperceptible al principio, con los años estuvo a punto de acabar con mi existencia.

Inocentemente mi emoción y curiosidad ordenan a mis miembros ingerir la primera cerveza, que al transcurrir los meses se torna en varias, al pasar los años en muchas y al cabo de quinquenios en todo tipo de substancias adictivas.

Soy el producto indefectible de mis buenas o malas decisiones y solo por la misericordia divina estoy escribiendo estos renglones.

La diversión que buscaba en la ingesta de alcohol y consumo de drogas me presentó a la pegadiza y cruel desgracia, oculta en los placeres más codiciables para atraer a los incautos.

sumergido en las gélidas aguas del infortunio y de la ruina que todo vicio acarrea, cegado completamente a las verdades espirituales, atado fuertemente a la dependencia del alcohol y las drogas, mi vida, para cualquier ojo que tuviera a bien observarla, había naufragado.

Salir de un vicio radicalmente fijado a nuestro ser no es una tarea fácil.

¿Como pude llegar hasta aquí?

¿Porqué Dios mío permitiste que arruinara mi vida?

¿En qué estaba pensando cuando le di rienda suelta a mi deseo?

¿Que ocasionó que me convirtiera en un alcohólico consuetudinario?

Estas preguntas, así como sus respuestas se colegirán de las experiencias que se narran en el pequeño pero instructivo libro “Así me convertí en alcohólico” escrito en un lenguaje sencillo, si se quiere fácil y familiar, pero cuyos relatos dejaran una favorable lección a quienes lo lean con cacumen atento pero sin prejuicios. 

El evangelio del Nuevo testamento Comparado con el de hoy


Cuando hablamos del evangelismo del nuevo testamento, queremos decir aquel que es inspirado, ungido y lleno del poder del Espíritu Santo. Va acompañado de las mismas señales, maravillas y milagros que seguían al ministerio de la iglesia primitiva.

Desdichadamente, muchos ministros hoy dependen del talento, entrenamiento, personalidad, habilidad administrativa, publicidad, etc., y muy poco del Espíritu Santo. Es por tal razón que sus ministerios no son acompañados de las señales milagrosas correspondientes.

La iglesia primitiva tenía muy pocas cosas de aquellas en las que nosotros ponemos nuestra fe hoy. No disfrutaban de prestigio o posiciones en la comunidad, no tenían edificios, colegios no universidades. poseían  poco refinamiento social que procede de la educación, la cultura y la posición social. Por el contrario, eran considerados como parias de su sociedad.

A pesar de todas éstas desventajas, tuvieron éxito en su objetivo de “alborotar el mundo” para Cristo. Si nosotros empleáramos los principios evidentes en su ministerio, veríamos los mismos resultados hoy.

Las señales, maravillas, milagros y sanidades eran factores esenciales en el crecimiento de la iglesia primitiva. Los Hechos de los Apóstoles están llenos de poderosos milagros que Cristo realizó a    través de aquellos  primeros creyentes.  El Cayado del Pastor-Ralph Mahoney

Quien fue el Presidente que logró todo esto?


Pulgar hacia arriba

En el Gobierno de éste Presidente se obtuvieron los indicadores de mayor éxito de todos los gobiernos democráticos instaurados desde 1980, logró el mayor crecimiento económico con índice del 7% en los años (2006-2007) la mayor inversión extranjera, el menor endeudamiento, la mayor inversión pública, pero sobre todo la más significativa e importante reducción de la pobreza en toda la historia del País, lo que constituye, sin duda, su mayor logro. Todo esto sin haber establecido o incrementado nuevos impuestos o tributos.

La Red Solidaria, la matrícula gratis, la merienda escolar, el bono solidario, la reducción del precio y el subsidio de los combustibles, la aplicación de la norma de los 60° para la comercialización del combustible, el rescate de las empresas públicas: ENEE y HONDUTEL; la baja en la tasa de interés bancario, el bono tecnológico agrícola, la sustitución gratuita de bombillos ahorradores de energía, los programas masivos de alfabetización, el financiamiento a la microempresa, la veda en el corte del bosque, la prohibición de la minería a cielo abierto, la energía eléctrica gratuita para las 700 mil familias más pobres del País, el rescate de la Base Militar de Palmerola para un aeropuerto civil, el incremento de las reservas internacionales, la oposición a la devaluación de la moneda (lempira) frente al dólar, la incorporación a PETROCARIBE y a la ALBA y el incremento en un 60% del salario mínimo a toda la clase trabajadora, alcanzando de $ 150 a $230 dólares americanos al mes, el programa de Gerencia por Resultados y el Plan Nacional de Desarrollo a 30 años; son sólo una muestra de las acciones del Gobierno en beneficio del interés nacional y sobre todo de los más pobres.

Su Nombre José Manuel Zelaya Rosales, Más conocido como Mel.

Ingrediente indispensable para lograr metas


creer

 

Creer intensamente en una meta constituye una de las fuerzas más poderosas del mundo. Juana de Arco era una pastorcita de tan solo doce años cuando desarrolló la creencia de que ella encabezaría el ejército francés en contra de Inglaterra. La intensidad de su creencia era avasalladora.

Cumplidos los diecisiete años, se presentó ante el príncipe Carlos y le explicó su creencia; éste quedó tan convencido que le dio una armadura y le confió el mando de un ejército. Acto seguido, Juana de Arco le puso sitio triunfalmente a la fortaleza de Orleáns, hasta entonces supuestamente inexpugnable.

Vale la pena repetirlo: Creer intensamente en una causa o meta constituye una de las fuerzas más poderosas del mundo. No importa cuáles sean las desventajas, o cuán insuperables parezcan las barreras: el hecho de creer determina que hay una forma de salir adelante.

La armadura de esas creencias y metas puede tomar la forma de un estetoscopio, una máquina de escribir, o un micrófono. La espada puede ser la paciencia, la falta de egoísmo, o una actitud que no admita derrota.

Yo creo que el éxito lo logran personas comunes y corrientes con resolución extraordinaria. Nótese que no he dicho que sea tarea fácil.

Logros que valen la pena en raras ocasiones lo son.

Hoy intensificaré la fuerza más poderosa del mundo — mis creencias — mediante el examen de lo que yo considero importante en mi vida física, mental y espiritual.

Zig Ziglar      Señalando

Diez Sugerencias para aumentar el poder del líder


Be DifferentLa persuasión: que incluye el compartir las razones y el razonamiento, defendiendo con firmeza su posición o deseo pero manteniendo al mismo tiempo un auténtico respeto por las ideas y perspectivas de los seguidores; el explicarles a éstos el porqué y el cómo; el comprometer- se a mantener el proceso de comunicación hasta alcanzar beneficios mutuos y resultados satisfactorios.

La paciencia con el proceso y con la persona. Mantener, a pesar de los errores, defectos e inconvenientes causados por los seguidores y de la impaciencia y expectativas propias por alcanzar las metas que uno se ha fijado, una perspectiva de largo plazo y el compromiso de seguir fiel a sus objetivos ante los obstáculos y contratiempos inmediatos.

La delicadeza, en oposición al rigor, la dureza y la presión extrema, cuando deben afrontar los puntos vulnerables, los desplantes y los sentimientos que pueden expresar los seguidores.

La disposición a aprender de los demás, que significa actuar con el supuesto de que uno no tiene todas las respuestas ni todos los datos, y valorar los diferentes puntos de vista, juicios y experiencias que puedan tener los seguidores.

La aceptación, el abstenerse de juzgar a los otros, otorgándoles el beneficio de la duda, sin exigirles como condición para afirmar su alta autoestima, y que presenten pruebas de su desempeño específico.

La bondad, la sensibilidad, la preocupación, la consideración para con los demás; tener presente esas pequeñeces, que son en realidad las grandes cosas, que surgen en el curso de una relación.

La actitud abierta, que consiste en reunir información precisa sobre los seguidores y detectar cuáles son sus perspectivas y en qué pueden convertirse, respetando al mismo tiempo, en todo su valor, lo que hoy son —al margen de lo que posean, controlen o hagan— y mostrando plena consideración por sus intenciones, deseos, valores y objetivos, en vez de concentrarse exclusivamente en sus comportamientos.

La confrontación compasiva, reconociendo el error, la equivocación y la necesidad de que los seguidores “corrijan el rumbo”, en un contexto de auténtico tacto, preocupación y calidez hacia ellos, haciéndoles sentir que pueden arriesgarse a tomar iniciativas sin menoscabo de su seguridad.

La consistencia, es decir, que el estilo de liderazgo que uno adopta no es una técnica de manipulación que se pone en juego cuando las cosas no se hacen como uno quiere o se enfrenta a una crisis o un cuestionamiento, o está acorralado, sino que, por el contrario, se convierte en un marco de valores, en un código personal, en una manifestación del propio carácter, en un reflejo de quién es y en qué se está convirtiendo uno mismo.

La integridad, o sea, armonizar honestamente las palabras y los sentimientos con los pensamientos y los actos, con la única aspiración de hacer el bien a los demás, sin la menor malicia ni deseo de engañarlos, de aprovechar- se de ellos, de manipularlos ni de controlarlos; revisando constantemente el propio empeño a medida que se lucha por la congruencia. Stephen R. Covey