¿Has tenido alguna dificultad en tu vida, al parecer insuperable?

Creo que sí, todos en un momento u otro de nuestro paso por este mundo, por algunos denominado, Valle de Lagrimas, hemos sido doblegados por acontecimientos que nos han abatido a tal extremo que preferimos la muerte que seguir soportando tanto dolor, desesperación y angustia. Es en esos momentos en los cuales la mayoría de seres humanos, por no decir todos, buscan con desesperación aferrarse a algo superior a sus fuerzas, cuando al hombre le va bien en todos sus asuntos se olvida de su vulnerabilidad, creyéndose, desde genio, hasta creer que todo lo puede hacer por sí solo, falacia inexcusable, ya que nadie hay tan débil y frágil como los seres humanos; hay personas tan prepotentes que llegan a negar la existencia de Dios. La verdad es que solo su Espíritu es quién puede hacerlos ver las maravillas del creador. Sin embargo también nuestro propio espíritu nos habla quedamente, pero con tono convencido de la existencia de ese ser maravilloso llamado Dios, título único para alguien único.
Es preciso muchas veces llegar hasta los sufrimientos mas extremos para reconocer la influencia de Dios en nuestras vidas. Es necesario pasar por infinitas pruebas para aceptar su dirección.
Es cuando nos vemos indefensos, impotentes e inútiles cuando doblamos las rodillas y levantamos las manos al cielo en una actitud de nadie aprendida, pero sí sentida en lo más honde de nuestro ser. Es allí cuando clamamos por ayuda, seguros de que solos no podremos hacerlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s